Una vez me preguntaron ¿Quién es Nerea Jara? y sinceramente, no supe qué contestar. No tengo una manera clara de describirme. Yo soy caos, tormenta. Soy... una montaña rusa, nunca sabes por dónde te voy a salir. Mis amigos me definen como una persona espontanea, alegre y cariñosa. Y mi familia en cambio, dice que simplemente soy yo.
Yo más bien creo que soy como dos sentimientos enfrentados, el desorden y a la vez la búsqueda de la perfección. Cuando algo me entusiasma de verdad, no paro hasta que lo consigo. Pero eso tiene su parte buena porque con la exigencia que me pongo a mí misma, si me propongo algo lo voy a conseguir. Y de esto último estoy segura y aquí está la prueba.
Soy una chica de 17 años que, sin tener ni idea de cine, ha encontrado en él una pasión. Una pasión que se ha acabado convirtiendo casi en una obsesión, y desde hace unos meses no deja de pensar producir historias para contar. Porque aun estudiando el bachillerato tecnológico ha sabido darse cuenta de que su camino está en dirección contraria. Y por fin ha entendido que lo que desde pequeña creía un capricho mal identificado, realmente es un sueño. Y ahora se está haciendo realidad.
Desde pequeña me ha llamado mucho la atención la creación cinematográfica, la creación de series y de películas... Hasta intentaba hacer mis propios rodajes, con una pequeña cámara que tenía mi hermana. Yo soñaba con estar ahí algún día, y poder formar parte de esos proyectos. Y hasta hace unos meses no sabía que lo que realmente quiero es llevar las riendas, ser yo quien mueve los hilos de las marionetas.
Y al fin y al cabo, contar mis propias historias a través de la pantalla.